CARIES EN NIÑOS PRODUCIDAS POR EL BIBERÓN

CARIES EN NIÑOS PRODUCIDAS POR EL BIBERÓN

 

¿QUÉ ES LA CARIES DEL BIBERÓN?

Se presenta sobre todo en niños que son alimentados por biberón o leche materna prolongada o por el empleo del chupete impregnado en sustancias azucaradas.

Si el niño está constantemente tomando biberón o se le deja por la noche porque es la única manera de que se quede dormido, el azúcar se queda en los dientes y entonces las bacterias que habitualmente residen en la boca, convierten el azúcar en ácido.

Este ácido va disolviendo gradualmente el esmalte, que en el caso de los dientes de leche, son de una densidad inferior a una cáscara de huevo, y es ahí donde comienza la caries.

Los dientes que se afectan principalmente son los cuatro incisivos de leche superiores y las primeras muelas de leche tanto inferiores como superiores, los caninos inferiores se ven implicados con menos frecuencia. No se ven afectados normalmente los incisivos de leche inferiores, porque con el hábito de succión de los niños hace que el labio inferior proteja a estos dientes.

Esta caries de biberón se caracteriza principalmente por ser lesiones de rápida progresión en las superficies lisas de los dientes.

Las lesiones pueden incluso rodear completamente al diente, pudiendo decapitarse y quedando el diente a nivel de encía.

La lesión inicial suele ser una manchita blanca o punteado del esmalte al poco tiempo de salir los dientes, pronto cambian de color hacia un amarillo claro y se extienden hacia los lados y hacia abajo.

En los estadios avanzados de las caries de biberón, ya hemos dicho que por confluir las lesiones se produce la fractura de la corona del diente, involucrándose la raíz de los dientes, pudiendo dar lugar a  lesiones inflamatorias.

Si la caries de biberón no se trata a tiempo puede producir gangrena pulpar y hacer aparecer flemones en los niños.

Además, las caries de biberón puede tener otro tipo de consecuencias como son:

  • infecciones del diente; dificultad para el tratamiento, por lo grandes que pueden llegar a ser las lesiones y por la corta edad del paciente lo que en algunas ocasiones es necesario hacer el tratamiento total bajo efectos de sedación;
  • problemas estéticos;
  • dificultad para masticar;
  • dificultad para una correcta  pronunciación;
  • puede alterar la erupción de los dientes sucesores;
  • puede dar lugar a problemas de espacio que a la larga necesiten tratamiento ortodóncico.

 

Compartir Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *