Carillas y Coronas de Porcelana

 Carillas de Porcelana

Las Carillas de Porcelana son un tipo de carillas estéticas con un grosor entre 0,8 y 1,5 mm que se fijan a la parte frontal de los dientes mediante una resina especial y los recubre ofreciendo un cambio de aspecto radical a la sonrisa de los pacientes.

Se realizan mediante porcelana (de ahí su nombre) que es un material muy duro que además resiste muy bien las abrasiones y los posibles cambios de color a los que están expuesto nuestros dientes constantemente debido a nuestros hábitos de consumo que con el tiempo los amarillean y les hacen perder el atractivo. Al ser algo más gruesas que las carillas de composite, requieren tallar un poco el esmalte dental para reducir su superficie y así compensar el grosor de la carilla.

Cabe mencionar que aunque las carillas de porcelana tradicionales sí necesitan este tallado, con el avance de la tecnología están surgiendo diversas modalidades de carillas de porcelana, como pueden ser las Carillas Lumineers, que no necesitan realizar el tallado dental.

Coronas de Porcelana

Las coronas dentales libres de metal son de alta estética que se funden con su propia sonrisa, brindando un aspecto totalmente natural. Las coronas son un tipo de restauración dental que tienen por función proteger, restaurar, fortalecer o mejorar la apariencia de sus dientes. Las coronas de porcelana cubren completamente un diente o un implante, proporcionándole resistencia y dureza. Son un tratamiento indicado para dientes con implantes, postes, pernos o tratamientos de conductos o endodoncias.

Para este tratamiento el diente es cuidadosamente preparado, se toma el color de cada zona del diente con los dientes vecinos y al igual que una carilla de porcelana es llevado a nuestro laboratorio, donde de forma rápida y computarizada se obtiene una corona de medidas perfectas y del color exacto.

A través de una cuidadosa consideración de las necesidades de cada paciente, estudios de las radiografías digitales y fotografías colocadas en nuestro software de diseño, una corona de porcelana se crea de forma y color natural, imperceptible a los dientes vecinos. El dentista utilizará una guía de colores para la selección exacta del color de sus dientes. Este tratamiento es terminado en solo dos citas sobre tres días.